TÉCNICA

Para instilar un colirio correctamente, debe:

-Lavarse las manos.

-Inclinar la cabeza hacia detrás.

-Presionar el párpado inferior hacia abajo

-Instilar una gota en el saco conjuntival (espacio entre el párpado inferior y el ojo)

-Parpadear para que el medicamento se distribuya por todo el ojo.

Debe instilarse una gota y si hay duda de si ha entrado, puede aplicarse otra.

En el caso de tener que utilizar más de un colirio diferente, se esperarán al menos 5 minutos entre las dos instilaciones.

En las formas de colirio que indique suspensión se procederá a agitar el frasco.

Para evitar el paso del colirio a vía lagrimal y así frenar su eliminación se puede presionar la zona del saco lagrimal.

CONTAMINACIÓN

La punta del aplicador no debe entrar en contacto con ninguna superficie (incluido el ojo).

Los colirios son de uso individual, no deben ser compartidos con los miembros de una misma familia ni con otras personas.

Los colirios deben conservarse en un lugar fresco y desecharse pasadas las cuatro semanas de su apertura.

POMADAS

La pomada oftalmológica se aplica en el saco conjuntival igual que el colirio, pero tan sólo la cantidad recomendada por el especialista, suele ser la cantidad equivalente a “un grano de arroz”.

Cuando coincida la instilación de un colirio y la aplicación de una pomada, se recomienda siempre primero el colirio y al cabo de 5 minutos la pomada.

E n caso de tener secreciones, es recomendable limpiarlas antes de aplicar la pomada.

Dra.Teresa Diago