LA TOMOGRAFÍA AXIAL COMPUTERIZADA (TAC)

La TAC utiliza un haz de rayos X de energía constante que, al atravesar un tejido, pierde parte de esa energía al ser absorbida por el tejido. De esta manera , la radiación llega atenuada a los detectores (coeficiente de atenuación). Cuanto mayor sea esa atenuación, más blanca será la imagen (hueso) y cuanto menor sea ese valor más oscura (aire). Puesto que el ojo humano es incapaz de percibir más de 20 tonos de grises distintos, los valores de atenuación se dividen en 16 tonos.

Los cortes pueden ser axiales y coronales pero no sagitales. En general, es más fácil y rápida de realizar que la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) pero expone al paciente a una radiación ionizante.

Al efectuar un corte paralelo a una estructura que queremos estudiar, lo lógico sería que las densidades fueran homogéneas; sin embargo , esto no sucede así. Las densidades son muy diferentes a lo largo del corte realizado, no porque el tejido no sea uniforme, sino porque el espesor del corte incluye más tejido del que queremos analizar; esto hace que se incluyan otros tejidos, produciéndose zonas hipodensas (efecto de volumen parcial).

 

tac_001

La TAC es excelente para la valoración de estructuras óseas orbitarias, calcificaciones ( drusas del nervio óptico y retinoblastoma) cuerpos extraños metálicos, sangre, herniación de músculos extraoculares y enfisema. La grasa orbitaria tiene una densidad muy baja en la TAC por lo que sirve de contraste natural para identificar la musculatura extrínseca y el nervio óptico.

 

tac_002

Además, la TAC es una herramienta de gran utilidad en la valoración de la orbitopatía tiroidea ya que nos permite visualizar las estructuras óseas y musculares de cara a planear el acto quirúrgico. En la TAC de los sujetos con enfermedad tiroidea, los músculos aparecen ensanchados. Este engrosamiento muscular reduce el volumen orbitario y puede comprimir el nervio óptico.

La valoración de la órbita se hace en los planos axial y coronal mediante cortes de 3 mm; si necesitamos evaluar el nervio óptico los cortes más apropiados son los de 1mm.

En algunas ocasiones su oftalmólogo solicitará una TAC con contraste . El contraste se usa para resaltar zonas muy vascularizadas debido al alto grado de densidad radiológica que posee el contraste yodado. Así quedarán resaltadas estructuras como los músculos, los vasos, la glándula lagrimal, la porción central del nervio óptico y la vaina del nervio óptico. Por tanto, es útil cuando su médico oftalmólogo sospeche una lesión vascular o quística o lesiones en el nervio óptico como meningiomas o gliomas.

LA RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR (RMN)

Esta prueba está exenta de radiaciones ionizantes. Las imágenes se generan a través de la vibración de protones de hidrógeno en los tejidos cuando se somete al sujeto a un campo magnético y a pulsos de ondas de radio. Según el radiólogo varíe los pulsos de las ondas de radio se obtienen los tiempos T1 y T2.

Mediante la RMN podemos obtener imágenes en una gran variedad de planos (incluyendo el sagital) sin necesidad de modificar la postura del paciente. Pero presenta una desventaja y es que la cooperación del enfermo es fundamental. Por ello, antes de realizarle la prueba se le explicará en qué consiste, su duración aproximada y la importancia de estar inmóvil mientras se toman las imágenes. En niños, personas con retraso mental o no colaboradoras puede ser necesario el empleo de sedación bajo monitorización no invasiva. La claustrofobia puede ser también un problema debido a la pequeña abertura del imán

Otros inconvenientes son su elevado coste respecto a la TAC, la duración de la prueba y la pobre diferenciación del tejido óseo.

Las estructuras con un aporte vascular importante (músculos, algunos tumores) pueden ser resaltadas con contrastes como el gadolinio.

tac_003

La RMN tiene un papel destacado como método diagnóstico en:

-Lesiones del nervio óptico

-Detección de flujo anómalo en estructuras vasculares

-Diferenciación de masas y colecciones líquidas en retina y coroides

-Lesiones en la unión de la órbita y el canal craneal

Al igual que con la TAC , recuerde comentar a su médico oftalmólogo y a su radiólogo la presencia de cuerpos extraños metálicos o clips por aneurismas intracraneales ya que, en estas situaciones, la RMN está contraindicada. Además, su realización es dificultosa si el paciente lleva un marcapasos, ventilación asistida o es obeso

No dude en preguntar todas las dudas que pueda tener a su oftalmólogo antes de someterse a cualquier procedimiento diagnóstico

 

Dra. ISABEL MAYO