El sistema lagrimal se puede dividir en 3 partes:

•  PRODUCCIÓN de la lágrima, cuyo principal componente es la glándula lagrimal que, junto con las otras glándulas accesorias, da lugar a una lágrima de óptima calidad.

•  DISTRIBUCIÓN de la lágrima, función dependiente principalmente de los párpados que actúan como una bomba lagrimal distribuyendo homogéneamente la lágrima y propulsándola hacia los conductos de salida.

•  DRENAJE de la lágrima, a través de una serie de conductos y “válvulas” que conectan el ojo con la nariz.

Las obstrucciones del sistema lagrimal son un problema relativamente frecuente. Suelen manifestarse al comienzo como un acumulo de lágrima que empeora en situaciones de frío y/o viento y que conforme aumenta puede dificultar la lectura e incluso rebosar y caer a la mejilla (epífora ). Sin embargo, alteraciones en la calidad de la lágrima o del parpadeo también pueden presentarse como sensación de ojo húmedo e incluso lagrimeo.

CAUSAS DE OJO LLOROSO
NO OBSTRUCTIVAS
OBSTRUCTIVAS
– Alteración película lagrimal : blefaritis, conjuntivitis, sd. ojo seco…- Alteraciones palpebrales y de la bomba: entropión, ectropion, laxitud palpebral, parálisis del nervio facial…- Alteraciones de las pestañas: triquiasis

– Otros: Parkinson, cuerpos extraños corneales, uveítis, glaucoma congénito…

– Afectación del punto : atresia, malposición, tumoraciones.- Afectación de los canalículos : atresias, estenosis, traumatismos, canalicilitis, tumoraciones.- Patología del saco lagrimal: dacriocistitis, dacriolitiasis, tumoraciones, traumatismos.

– Patología del conducto nasolagrimal : congénita o primaria adquirida, traumas, tumoraciones, patología infiltrativa, iatrogenia.

– Patología intranasal

 

Las causas más frecuentes de obstrucción varían según la edad de presentación. En los niños, principalmente, se debe a la imperforación distal del conducto nasolagrimal (2-4% de los recién nacidos); en adultos jóvenes las causas más frecuentes son los traumatismos y las conjuntivitis de tipo herpético; en los adultos de edad media las dacriocistitis y en las personas mayores la obstrucción primaria adquirida del conducto nasolagrimal.

¿CÓMO SE EXPLORA?

Por todo lo anteriormente comentado, ante un ojo con lagrimeo es tan importante la exploración del sistema de producción y distribución de la lágrima (aspecto y función de las glándulas, estática y dinámica palpebral, estado de la superficie ocular y del segmento anterior…) como la del sistema de drenaje (inspección y palpación del saco lagrimal, pruebas de permeabilidad…).

EXAMEN LAGRIMAL
Inspección y palpación del saco lagrimalExamen con lámpara de hendidura:•  Lago lagrimal grande con o sin detritus

•  Posición y permeabilidad del punto lagrimal

•  Posición y dinámica palpebral

•  Córnea, conjuntiva…

Pruebas de permeabilidad del sistema lagrimal

•  Siringación, pruebas de Jones, pruebas gustativas…

•  Gammagrafía, endoscopia, dacriacistografía, TAC. RNM (opcionales)

Exploración nasal, cultivos y estudio secreción lagrimal, en casos especiales según clínica

¿CÓMO SE TRATA?

Requisito imprescindible previo a plantearse el tratamiento de la obstrucción es resolver las posibles complicaciones asociadas como conjuntivitis, dacriocistitis o abcesos saculares. Así como, los problemas de párpados y pestañas.

El tratamiento específico de las obstrucciones depende de la causa y de la localización de la misma. Además, si la sintomatología es tolerable, tanto por el paciente como oftalmológicamente, el tratamiento médico conservador y/u observación son opciones totalmente válidas y aceptables.

Punto lagrimal:

Estenosis: dilatación o puntoplastia.

Eversión: cirugía palpebral reconstructiva (huso medial/tira tarsal)

Canalículo:

Obstrucción: CDCR (conjuntivodacriocistorrinostomía) colocación de un tubo de pirex, llamado tubo de Jones, que conduce las lágrimas desde el fondo de saco hasta la naríz.

Laceración: cirugía reconstructiva mediante sondaje-intubación (urgencia relativa).

Saco y/o conducto nasolagrimal:

· Niños: Menores de 6 meses ? masajes y colirios antibióticos tópicos.

Entre 6-18 meses ? sondaje.

Entre 2-4 años ? intubación con sondas de silicona.

A partir de los 4 años ? valorar DCR según sintomatología.

· Adultos: DCT (dacriocistectomía) extracción del saco lagrimal.

DCR (dacriocistorrinostomia) conexión entre el saco lagrimal y la mucosa nasal para saltarse la obstrucción del conducto nasolagrimal. Existen variantes de la técnica según use una vía de acceso externa (piel) o interna (intranasal) o láser.

No es raro que este tipo de intervenciones, pese a un resultado inicial satisfactorio, fracasen y vuelva a llorar de nuevo el ojo. Es por ello que será el cirujano quién valore, junto con el paciente informado en cada caso particular la conveniencia o no de la intervención. Además, no todos los lagrimeos tiene solución operando…

Dra.Itziar Coloma
Dra.MªAngeles González